Nuestro gobernador, Arnold Schwarzenegger, ha logrado algo que se creía imposible: hacer que los sindicatos regresen algo de lo mucho que se les da.

Este es un triunfo enorme porque los sindicatos son super, super poderosos y su dinero y beneficios son intocables, sin embargo nuestro gobernador a logrado tocar lo intocable.

El siguiente paso que debemos hacer es elegir a Meg Whitman como gobernadora para que este progreso no se tire a la basura. Si Jerry Brown gana probablemente les regrese a los sindicatos lo que Arnold les acaba de quitar y hasta se los multiplique ya que ellos le están financiando su campaña.

No es casualidad que California no tenga dinero ya que a la mayoría de personas en sindicatos se les garantiza un sueldo trabajen o no trabajen, como se les garantiza el trabajo ya sea que se necesiten sus servicios o no, y también se les garantiza una muy jugosa pensión a una temprana edad.

Leer más

Share