A falta de un mes para conocerse el nombre del sucesor de Arnold Schwarzenegger como gobernador de California, la republicana Meg Whitman ve cómo su multimillonaria campaña electoral tropieza con su ex empleada del hogar.

nicandra-nicky-diazEn unos comicios en los que la comunidad latina será decisiva, las lágrimas ante las cámaras de televisión de la mexicana Nicandra “Nicky” Díaz y su historia sobre el maltrato que sufrió cuando trabajaba ilegalmente para Whitman han sacudido los cimientos de la carrera política de la republicana.

De poco parecen haber servido los cerca de 120 millones de dólares que Whitman puso de su bolsillo para financiar su campaña, cifra récord de gasto electoral personal de un candidato en EE.UU., las encuestas dan cada vez más ventaja a su rival, el demócrata Jerry Brown, que ha sabido capitalizar el turbio asunto doméstico.

Leer más

Share