Schwarzenegger deja paso

Para cuando Arnold Schwarzenegger se alzó con el triunfo en California y se convirtió en gobernador, el mundo ya había renunciado a hacer ingeniosas conjeturas sobre la capacidad política de un actor. Ronald Reagan, presidente de EE UU entre 1981 y 1989, había demostrado años antes ser capaz de gobernar y cometer los mismos errores que los demás. Ahora, tras su doble mandato en el cargo, Schwarzenegger abandona la política y no acaba de desvelar sus planes, que, según apunta, podrían pasar desde volver al cine hasta trabajar para Obama en el terreno medioambiental. Podría también dedicarse a los negocios que le hicieron millonario hace ya años. En definitiva, este sexagenario que mantiene ese rotundo y musculoso físico que lo catapultó a sus papeles estelares en Conan y Terminator tiene todas las posibilidades abiertas para volver a cualquiera de sus múltiples actividades.

Su perfil, antes romo de bruto forzudo, se ha diversificado con los años.

Los republicanos le culpan de haber entregado California a los demócratas y dejar a este próspero Estado, ya en dificultades cuando él llegó en 2003, en la bancarrota y con una tasa de paro (12,4%) superior a la media del país. Schwarzenegger achaca tan malos datos a la crisis mundial. En todo caso, se va con la popularidad por los suelos y el escaso resultado de su plan contra el déficit y su política de reducción de impuestos. Por lo demás, ha demostrado ser inclasificable; quizá lo esperable en un republicano emparentado con los Kennedy a cargo del tradicional bastión demócrata que siempre ha sido California.

Leer más

Share

En el programa de Jay Leno, el gobernador de California dijo que la Proposición 19 para despenalizar la mariguana iba un poquito lejos

arnold-schwarzenegger

LEGALIZACIÓN. Schwarzenegger firmó hace un mes un decreto que considera a la portación de marihuana como un delito menor

El gobernador saliente de California, Arnold Schwarzenegger, afirmó que no le importa si los residentes del estado fuman marihuana.

“A nadie le importa si te fumas un porro o no, dijo Schwarzenegger al platicar la noche del lunes con el conductor Jay Leno del programa The Tonight Show de la cadena NBC.

Leer más

Share

El Instituto Field estimó hoy una participación total de 55 por ciento del padrón electoral en California en los comicios de este martes.

El instituto consideró que millones de californianos participarán con su sufragio atraídos por elegir al sustituto del gobernador Arnold Schwarzenegger y por la polémica Proposición 19 para legalizar la marihuana.

Indicó que por primera vez en la historia electoral de California se prevé que la cifra de votos por correo anticipado superará a los votos emitidos en las urnas que estarán abiertas de las 07:00 a las 20:00 horas locales.

El instituto también consideró que el número récord de envíos de los votos en ausencia será de 55 por ciento.

Leer más

Share

El 2 de noviembre próximo los californianos elegirán al sucesor del afamado actor Arnold Schwarzenegger, que podría ser el demócrata Jerry Brown o la republicana Meg Whitman.

Schwarzenegger seguirá de forma transitoria al frente del gobierno de California hasta enero próximo, cuando jure el cargo el nuevo gobernador electo.

Este año California centra gran parte del interés mediático, no solo por el fin de la carrera de Schwarzenegger como gobernador, sino también porque los ciudadanos tendrán que decidir si equiparan la marihuana a sustancias como el alcohol y el tabaco.

La regularización de esta droga, que actualmente es legal en ese estado bajo prescripción médica, autorizaría su cultivo, posesión, consumo y compra a los mayores de 21 años, y supondría una importante fuente de ingresos a través de impuestos para las maltrechas arcas públicas.

Leer más

Share

Más allá de elegir nuevos cargos públicos a nivel estatal y federal, el 2 de noviembre los estadounidenses votarán diversas iniciativas que persiguen desde legalizar la marihuana a establecer el inglés como lengua oficial.

Como suele ser habitual en unos comicios en EEUU, cada jornada electoral para nombrar representantes públicos se convierte al mismo tiempo en un referéndum sobre iniciativas locales impulsadas por parlamentarios o grupos civiles que buscan el apoyo social para introducir reformas en las leyes de los estados.

Este año California centra gran parte del interés mediático no solo por el fin de la carrera de Arnold Schwarzenegger como gobernador, sino también porque los ciudadanos tendrán que decidir si equiparan el cannabis a sustancias como el alcohol y el tabaco.

Leer más

Share

Entre lo mucho que puede cambiar con la elección legislativa del 2 de noviembre figura la despenalización del consumo del marihuana.

En California, el gobernador republicano (pero atípico) Arnold Schwarzenegger ve con buenos ojos la llamada “Propuesta 19”, que libera el consumo de la droga en ese Estado. Y según varias encuestas, la propuesta tiene chance de ser refrendada, pese a la resistencia de varios sectores, entre los que se cuenta el gobierno de Barack Obama, al que la idea no le gusta ni medio.

Algunos ya paladean el negocio. Por ejemplo, la empresa weGrow Hydroponics presentó el primero de los 75 supermercados dedicados íntegramente a la producción y venta de marihuana que tiene pensado instalar de aquí a cinco años. Calculan ganar 75 millones de dólares en el primer año.

Y, con eso de apurarse, ya se fundó el primer Sindicato de Trabajadores de Marihuana, con un potencial de un millón y medio de afiliados. “Nunca, ni en mis más salvajes sueños, pensé que algún día organizaríamos un sindicato de este tipo”, dijo Lou Marchetti, uno de los líderes de Local 70, tal el nombre de la organización.

Leer más

Share

La posesión de hasta 28,35 gramos, es decir, una onza de marihuana en California es desde ahora una infracción apenas tan seria como conducir con exceso de velocidad. El gobernador Arnold Schwarzenegger promulgó una ley que convierte la posesión de una cantidad de hasta una onza de marihuana ‹hasta ahora, un delito menor‹ en una infracción pasible de una multa máxima de 100 dólares. Aun cuando era un delito menor, la posesión de semejante cantidad de la droga era castigada por el mismo monto de multas y no conllevaba penas de cárcel.

Pero el poseedor podía ser arrestado y citado a comparecer ante una corte y se le abría un prontuario criminal.

Leído en: larepublica.pe

Share