En la historia del culturismo han sobresalido una gran cantidad de figuras en diferentes épocas. Desde el prusiano Eugene Sandow en el siglo pasado, reconocido como uno de los pioneros del culturismo hasta Jay Cutler, quien ostenta el título de Mr. Olympia hoy en día, han sido muchos los nombres que han brillado en este mundo del músculo. Sin embargo, dos de ellos han sobresalido tanto por sus logros como por el legado que han dejado. Uno es el austriaco Arnold Schwarzenegger y el otro, retirado hace apenas cuatro años, el estadounidense Ronnie Coleman.

ronnie-coleman-arnold-schwarzeneggerAmbos tienen sus partidarios. Para muchos Arnold ha sido el culturista más grande todos los tiempos, no solo por los títulos obtenido entre los que destacan siete de Mr. Olympia, seis de ellos durante la década de los setenta y el último en 1980, sino por el legado que dejó a los culturistas que lo sucedieron. Además, su anatomía muscular ha sido una de las mejores de todos los tiempos. Famoso por sus biceps y pectorales que según muchos, estaban fuera de época.

Con respecto a Coleman, fue el rey indiscutible de las plataformas del músculo durante casi una década. Obtuvo ocho títulos de Mr. Olympia de forma consecutiva entre 1998 y 2005 y en cuanto a su anatomía, no hay dudas de que ha sido la más descomunal de todas. Sin embargo, debemos agregar que reinó durante una época donde un alto desarrollo de esteroides predominaba, cosa que influyó en su fabuloso crecimiento muscular. No sucedió así en la época de Arnold, donde la industria del esteroide aún andaba en pañales. Incluso algunos de los usados por Arnold eran considerados legales en aquel momento.

Leer más

Share