Una billonaria republicana y un veterano demócrata de 72 años se baten en duelo para hacerse con California

Meg WhitmanDesde Ross Perot en 1992 al actual alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, EE UU cuenta con una larga tradición de millonarios que un buen día sacan la chequera para comprar el poder político. Entre ellos Meg Whitman, ex consejera delegada de eBay, se ha hecho un hueco de honor al batir todos los récords al poner 140 millones de dólares (100 millones de euros) de su bolsillo. Si con esa fortuna no llega a convertirse en la primera mujer gobernadora de California por lo menos será la primera millonaria vencida por su asistenta doméstica.

Su pesadilla se llama Nicandra Díaz Santillan, tiene 39 años, es mexicana y cobraba 23 dólares la hora en casa de Whitman hasta que el año pasado le pidió ayuda para legalizar su situación migratoria después de nueve años trabajando para ella. Whitman la despidió por teléfono: «De ahora en adelante tú no me conoces y yo no te conozco», le advirtió con tono de gángster. «Nunca me has visto ni yo te he visto, ¿me entiendes?».

La ironía es que para cuando Nikki decidió contarlo en rueda de prensa el mes pasado Whitman bombardeaba diariamente a los californianos con 1.300 anuncios de televisión al día -e infinitos en la radio- en los que prometía mano dura contra los empresarios que contraten a ilegales. Whitman asegura que no la denunció a las autoridades porque era «como parte de su familia», pero la despidió tan pronto supo su situación. «Que no diga que me trataba como parte de su familia porque no es verdad», replicó la asistenta con lágrimas en los ojos. «Me tiró a la calle como si fuera basura», insistió.

Leer más

Share