arnold-schwarzenegger-maria-shriverSegún revela el ‘New York Post’

Antes de que el matrimonio de (67) y (58) se rompiese por el escandaloso ‘affaire’ del actor y ex gobernador (tuvo un hijo con su empleada del hogar), su mujer también le había engañado. Así lo revela este martes el New York Post.

Según el tabloide estadounidense, la hija de Eunice Kennedy se acostaba con el responsable de la estrategia de campaña de Schwarzenegger, , mucho antes de que, en 2011, se desvelase que el actor y político había tenido un hijo 10 años antes con su empleada del hogar, romance que puso fin a su matrimonio.

“Entiendo los sentimientos de enfado y disgusto que esto pudo desatar entre mis amigos y mi familia. No tengo excusas y soy completamente responsable del daño que he causado. Pido perdón a Maria, a mis hijos y a mi familia. Lo siento de veras”, dijo entonces el actor y político en un comunicado.

“A Maria le gusta que parezca que es la víctima, pero no lo es”, aseguran fuentes citadas por el Post. Tras años interpretando el papel de la esposa traicionada, recientemente Shriver presentó a su amante Dowd -actualmente, analista político en la ABC- como si fuese una nueva relación, asegura el diario. Fue el mes pasado, cuando aparecieron por primera vez en un acto público: la boda de su primo Bobby Kennedy.

Asesor para la reelección

Según las fuentes citadas por el diario, el ‘affaire’ de Shriver y Dowd (quien también ha sido asesor de Bush y Cheney) habría comenzado en 2006, cuando el analista trabajaba en la campaña de reelección de ‘Arnie’ como gobernador de California.

Cuando Schwarzenegger supo de la aventura de su esposa, Dowd fue apartado de su círculo de confianza, si bien las disputas del matrimonio continuaron durante la campaña. “Tenían peleas en público por Matthew. Gritando y llorando. Un caos total”, recuerda un colaborador de la campaña citado por el tabloide.

‘Arnie’ fue reelegido y, durante su segundo mandato, Shriver continuó viéndose conDowd, según fuentes citadas por el diario, que recuerdan por ejemplo una escapada a Nueva York en 2007.

Cuando, en 2011, el matrimonio se rompió y saltó el escándalo de ‘Arnie’, un asistente del político y actor pidió a sus antiguos empleados que no hablasen del romance de Shriver. La periodista y su ex mantienen una buena relación y, de hecho, todavía tienen que zanjar su divorcio.

Leído en: elmundo.es

Share