“Sé que va a haber una comparación y a mí me gustaba mucho la versión de él, vi la película unas tres o cuatro veces” asegura.

colin-farrell“Hasta intenté entrar en contacto con Arnold pero él no atiende mi teléfono”, bromeó.

Según Farrell, la nueva versión de la película “no es tan violenta como la original”.

El actor irlandés , protagonista del nuevo , afirmó este jueves en Río de Janeiro que está preparado para las comparaciones con su colega estadounidense , estrella de la versión original de la película.

“Sé que va a haber una comparación y a mí me gustaba mucho la versión de él, vi la película unas tres o cuatro veces y hasta intenté entrar en contacto con Arnold pero él no atiende mi teléfono (risas)”, señaló Farrell en una rueda de prensa en un hotel de Copacabana para el lanzamiento en Brasil del filme.

Es extraño besar a la mujer del director en el set de grabación

Según Farrell, la nueva versión de la taquillera película y grandes efectos especiales de 1990 “no es tan violenta como la original”.

“Es difícil en esta época que alguien invierta con un presupuesto tan alto en una película muy sangrienta, pues el objetivo es alcanzar a un público cada vez más heterogéneo”, agregó.

En cuanto a la producción, Farrell manifestó que le gustó hacer varias escenas sin la necesidad de dobles, pero admitió que en algunas grabaciones, por los riesgos, las cláusulas de su seguro de vida le impidieron realizarlas.

El irlandés reconoció que fue “extraño” besar en algunas escenas a la actriz , esposa del director .

“Es extraño besar a la mujer del director en el set de grabación”, confesó.

Expresó también que le gustaría personificar a un jugador de fútbol, como lo era su padre y profesión con la que soñaba antes de convertirse en actor, pero no descartó actuar como un súper héroe “si es que todavía sobra alguno”, bromeó.

Farrell se mostró feliz por su “tranquila” estadía en Río de Janeiro, ciudad en la que pudo durante los dos últimos días pasear por las playas de Copacabana e Ipanema, visitar restaurantes, ir a la estatua del Cristo Redentor en taxi y hasta conocer la favela de Dona Marta sin el “asedio” de los fans y de la prensa.

Sobre la visita al empobrecido barrio de Dona Marta, el actor comentó que la favela “tiene un colorido maravilloso, me gustó mucho” y elogió el estilo de los biquinis brasileños en la playa porque “combinan con la arena”.

Leído en: 20minutos.es

Share