POCOS DÍAS ANTES CELEBRARON LAS BODAS DE PLATA

La ruptura se ha anunciado en un comunicado remitido al diario ‘Los Ángeles Times’

arnold-schwarzenegger-maria-shriverEl ex y la que ha sido su esposa durante 25 años, María Shriver, han anunciado su separación en un comunicado conjunto remitido al diario Los Ángeles Times.

En el mencionado escrito, la pareja da por sentada su separación, ya que Shriver deja claro que ya ha abandonado la mansión que posee la pareja en el barrio de Brentwood (Los Ángeles) y desde las últimas semanas hace una vida independiente de su pareja.

Lo curioso es que el matrimonio había celebrado sus bodas de plata el pasado 26 de abril, ya que se casaron en 1986. “Tras muchos pensamientos, reflexiones, discusiones y oraciones, hemos alcanzado esta decisión juntos. En este momento vivimos separados mientras decidimos el futuro de nuestra relación”.

Imagen: En la victoria republicana de 2003 en California

El republicano Arnold Schwarzenegger fue gobernador de California desde 2003 hasta este mismo año, mientras que Shriver pertenece a una de las familias demócratas por excelencia de los Estados Unidos, ya que es sobrina del ex presidente estadounidense, . La pareja tiene cuatro hijos, algo que subrayan como fundamental para ellos: “Vamos a continuar criando a nuestros hijos juntos. Son la luz y el centro de nuestras vidas”.

Además, finalizan su declaración apostillando que esperan respeto y comprensión sobre su decisión: “Consideramos que este es un asunto privado y ninguno de nosotros ni nadie de nuestra familia o amigos harán comentarios al respecto. Pedimos la compasión y el respeto de los medios de comunicación y del público”.

Schwarzenegger gozó de una gran popularidad en su primer año como gobernador de California, pero se despidió en enero sin poder hacerle frente al grave déficit presupuestario que arrastra el estado desde hace años.

La estrella de filmes como “Terminator” o “Conan” abandonó la gobernación californiana tras agotar dos legislaturas y permanecer en el cargo el máximo tiempo posible de forma consecutiva. Lo cierto es que, al final de su mandato, sus niveles de popularidad estaban bajo mínimos.

Por su parte, Shriver, de 55 años, se convirtió en una histórica primera dama para el pueblo californiano, volcada en sus campañas de voluntariado y asumiendo el control de instituciones culturales como el museo de historia de Sacramento.

Leído en: divinity.es

Share