Ambos se han mantenido en comunicación por las redes sociales

dimitri-medvedev-arnold-schwarzeneggerEn cuanto el ex , Arnold , entregó el cargo y pasó a sumarse a los dos millones 250 mil desempleados de la entidad, envió un mensaje al presidente ruso para invitarlo a esquiar.

“No puedo esperar verte, ¿qué tal ir a esquiar?”, indicó Schwarzenegger en su cuenta de Twitter a menos de 24 horas de haber entregado el gobierno de California al demócrata .

“Lo acordamos, recuerdo. Definitivamente vamos a encontrar tiempo para esquiar”, le respondió el mandatario ruso, por la misma red social.

El famoso “gobernator” no ha confirmado si regresará a Hollywood a protagonizar películas o no. Algunas de sus cintas más populares como y fueron estrenadas hace más de 20 años.

El ex vocero del gobernador, , dijo hace un tiempo que a Schwarzenegger, de origen austriaco, “últimamente le han llovido ofertas de trabajo de la iniciativa privada”.

Pero también le han llovido críticas por su trabajo como gobernador, ya que nombró en puestos de dirección en trabajos públicos bien pagados a la mayoría de sus colaboradores. Si el gobernador Brown prescindiera de sus servicios, tendría que indemnizarlos de acuerdo con sus nuevos salarios.

El legado del “gobernator”

Schwarzenegger, quien asumió el cargo en 2003, no respondió a las críticas, pero ya no las enfrentará en una carrera política, ya que aseguró, antes de entregar el cargo, dejaría la política.

Cuando asumió el cargo, en noviembre de 2003, California había enfrentando la mayor crisis energética en la historia del país por un experimento nacional en el que firmas como Enron manipularon el sector energético y dejaron al estado endeudado con miles de millones de dólares.

La crisis energética se convirtió en crisis financiera para dicho estado, que por cubrir contratos de electricidad y gas natural tuvo un faltante de cerca de 18 mil millones de dólares.

Un congresista de San Diego, Darrel Issa, propuso un referendo para destituir al entonces goberndor e invirtió parte de su fortuna millonaria en campaña. A la contienda se anotaron más de 200 candidatos, pero Schwarzenegger aprovechó su fama cinematográfica y lanzó una serie de anuncios televisivos y ganó la elección.

En 2005, el actor hizo una campaña para reformar la constitución estadounidense y permitir que un extranjero de nacimiento aspirara a la Casa Blanca.

El déficit que Schwarzenegger heredó a Brown, por más de 28 mil millones de dólares, es por lo menos el doble del que el ex gobernador aprovechó para destituir a Davis.

Leído en: eluniversal.com.mx

Share