El actual volvería a actuar “si alguien viene con un gran guión”.

“Volveré” es una de las frases más conocidas de . Y la próxima semana, cuando los californianos elijan a un nuevo gobernador, quedarán sólo dos meses para que el héroe de acción, que se convirtió en político, deje el cargo y vuelva al mercado laboral.

Arnold SchwarzeneggerSchwarzenegger, de 63 años, se ha mantenido en silencio sobre sus opciones, pero con un currículum que incluye títulos como campeón de fisiculturismo, político, activista ambiental y estrella de películas, tiene el mundo a sus pies, dicen expertos de y la política.

“La gente aún adora a Arnold. Él puede elegir lo que desee. No tiene nada que demostrar, todo el dinero en el mundo y un mundo de posibilidades están disponibles para él”, dijo a la agencia Reuters el veterano publicista de Hollywood, Howard Bragman.

En su respuesta más detallada a la pregunta “¿Y ahora qué?”, Schwarzenegger dijo en un “Tweetcast” la semana pasada, que planeaba dar discursos, escribir un libro o dos (nunca ha hecho una autobiografía) y seguir luchando por el medioambiente.

Respecto a volver a las películas, señala que “depende (…) si alguien viene con un gran guión, con una gran idea. ¿Tendré aún la paciencia para sentarme en el escenario y hacer una película por tres meses o por seis meses, todas esas cosas? No lo sé”, indicó.

Schwarzenegger dijo que recientemente se reunió con el director de Terminator y Avatar, , y haría algún tipo de anuncio pronto.

El gobernador republicano pone término a sus siete años en el cargo con apenas un 22 por ciento de popularidad entre los californianos, quienes están cansados de un desempleo de dos dígitos y grandes déficits presupuestarios.

Pero su atractivo global -político y como celebridad- sigue intacto. Pese a que su origen austríaco descarta una carrera presidencial en Estados Unidos, el analista político Allan Hoffenblum ve un posible nombramiento en el Gobierno del presidente Barack , quizá en asuntos ambientales.

“Creo que es una posibilidad bastante viable, especialmente si Obama sale muy mal parado en las elecciones parlamentarias de noviembre, que quiera llegar a republicanos moderados”, dijo Hoffenblum.

Leído en: latercera.com

Share